13 feb. 2014

Éramos pocos y parió el... piojo

Por lo visto una familia de cuatro nos sabía a poco, así que el lunes decidimos adoptar a toda una gran familia de piojos.
Yo nunca he tenido piojos, Alberto nunca ha tenido piojos, Erik nunca ha tenido piojos.....y Helia, en fin, ya desde recién nacida marcó las diferencias con su hermano...y en esto no iba a ser menos! Así que Helia a sus 14 meses de edad, ya ha tenido piojos.
Aún hoy estoy flipando con la cantidad de estos pequeños seres que cabe en una cabeza tan chiquitina. Porque claro, ya que nos ponemos, nos ponemos bien....no basta con tener un par de piojillos, había que adoptar a toda una manada. Una verdadera ciudad, el paraiso del piojo era lo que la enana había desarrollado.
El misterio a día de hoy sigue siendo la fuente de origen de este mal. Su hermano está limpio y por tanto libre de este pecado. En su guardería ningún otro niño ha tenido. No se ha relacionado con nadie más. Y es que mi hija es, la niña origen, la primera que los pilla de ves a saber donde y los distribuye. Por suerte truncamos su plan, y tras día y medio convertida en ensalada humana y sometida a la tortura de la liendrera, hemos conseguido acabar con el problema.
Esta semana ha sido muy dura...combinar el trabajo con la matanza del piojo no es tarea fácil. Esta semana me he visto claramente superada.

2 feb. 2014

Robo a mano armada o compra del billete de ferrocarril

Cuando me reincorporé al mercado laboral, a finales de diciembre del pasado año, tuve que comprar un nuevo título de transporte. Mi billete costo 65.50€. Me pareció carísimo!!! Una T50/30 de dos zonas... más de 60€!!!
Pero pensé: claro Vanesa....llevas un año sin empleo, lo cual equivale a un año sin coger el transporte público... y todo sube.
Embriagada por la buena nueva de tener trabajo, no le di más importancia, y compré mi billete dispuesta a consumir mis 50 viajes en 30 días!
La semana pasada mi targeta llegó a su fin, caducó, y me tocó comprar una nueva. Serena, como quien no quiere la cosa, me dirigí a una de las máquinas, seleccioné de nuevo una T50/30 para dos zonas y al disponerme a pagar con mi targeta de crédito algo me llamó la atención. Allí estaba, en medio de la pantalla.... 71 napos!!!! Me estaban pidiendo 71€????
Anulé la operación...pensé....tate, te has equivocado, la habrás pedido de tres zonas o ves a saber....haz la selección de nuevo. Volví a marcar en la máquina lo que quería (está vez algo más nerviosa) y para mi sorpresa allí estaba aquel importe infernal nuevamente. 71€. Recordé que siempre suben el trasporte a principios de año.... pero que me cobren 6€ más!!! Así como si nada! ME sentí atracada a la salida del metro...atracada por una máquina de la empresa de tranportes.... que indefensión....

Luego mientras caminaba hacía el cole de Erik, pensé....no seas mal pensada Vanesa. Tal vez han subido esos 6€ porque la calidad del transporte va a sufrir una mejora sustancial. Tal vez, el lunes, al estrenar mi flamante targeta una señor me reciba a la entrada con una café calentito, tendré un asiento asegurado en el vagón, no habré de sufrir más empujones, el vagón olerá a rosas, y el ferrocarril llegará con una puntualidad extrema. Quiero ser bien pensada. Seguro que es eso.... porque de otro modo, como justifican en plena crisis económica una subida tan brutal (6€, repito 6€!!!!) en un billete de transporte??

Quiero ser bien pensada.....quiero serlo....