26 ene. 2016

Nescafé 3 en 1: valoración final

Tenía pendiente esta entrada desde hace algún tiempo. Y hoy, por fin, saco tiempo para escribiros!!

Recordad que finales de noviembre empecé a probar Nescafé 3 en 1 y a darlo a conocer a mis conocidos y amigos.

Os comenté lo que me iba pareciendo, mis impresiones iniciales y quedé en que cuando más gente lo fuera probando y me contaran lo que les parecía lo compartiría con vosotros.

Deciros que la idea de producto ha triunfado. A todo el mundo le gusta el formato, fácil de llevar encima, dándote la posibilidad de tomar un café con leche y azúcar en cualquier parte. Es un producto ideal para llevar al camping, excursiones o al trabajo.

Entonces.... donde está el fallo?? El sabor no convence a la mayoría de la gente que lo prueba. Con agua... no gusta.... y con leche lo encuentran demasiado dulce por lo general. Aunque hay a quien también le gusta ese dulzor extra!

A mi, personalmente, con agua no me convence. Con leche lo encuentro bastante rico, y la manera en que más me ha gustado, ha sido preparándolo con un poco de agua, y añadiendo leche. Así no queda tan dulce como con la leche sola, y tampoco tan aguado como con el agua.

Un equilibrio perfecto!! Pero claro, ya no es tan práctico y rápido de preparar.

Esperemos que Nescafé siga trabajando en ello, y consiga mejorarlo dotándolo de un sabor más logrado. En cuento mejore el sabor... seguro que gana un público fiel!!!

Tu, lo has probado? Te ha convencido? O crees que el sabor debe seguir mejorando?


20 ene. 2016

Creando un hogar

Cuando mi marido y yo nos fuimos a vivir juntos, nos fuimos de alquiler a un piso de protección oficial, de 40 metros cuadrados, que le había tocado a él.

Era un piso pequeñito, pero nuevo a estrenar y muy encantador. Lo decoramos poco a poco, con mucha ilusión y cariño. Escogimos los muebles, las lámparas, los electrodomésticos, las cortinas, en fin.... todos los detalles! Comprados poco a poco, a medida para que aquel frío piso se convirtiera en nuestro hogar.

Cuando vinimos a vivir a nuestro piso todo fue muy distinto. Compramos un piso de unos 80 metros cuadrados, porque queríamos formar una familia en él. Un piso de segunda mano, para entrar a vivir, con ciertas reformas por hacer que no eran urgentes. No nos podíamos permitir reforma alguna, así que entramos a vivir con la intención de ir arreglando las cosas más adelante, pero esos arreglos nunca llegaron. Las reformas pendientes, poco a poco se van convirtiendo en urgentes. Y seguimos sin poder darles respuesta por falta de presupuesto.

Por otro lado, nos mudamos a un piso de 80 metros acarreando los muebles de un piso de 40. Y simplemente, los adaptamos como pudimos al espacio disponible. Muebles de talla pequeña en un piso grande, cortinas gruesas para evitar la entrada del sol en un hipersoleado cuarto, bloqueando la luz apenas presente en un bajos...

Poco antes de que llegara Erik a nuestras vidas, cambiamos las ventanas del comedor, de nuestra habitación y la suya, a que eran de madera y dejaban entrar bastante el aire. Ahora son de aluminio y nos ayudan a mantener el calor. Ha sido la reforma más grande que hemos podido hacer.

La habitación de los niños, es la más bonita de la casa. Pues compramos los muebles nuevos cuando vinieron los peques. Muebles a la medida justa de esa habitación, con cortinas infantiles escogidas para esa habitación, y una bonita lámpara que encaja en ella perfectamente.

Mi reto para este año, es poco a poco, volver a convertir este piso en un hogar. Como cuando nos mudamos la primera vez. Con ilusión, eligiendo los detalles, a nuestro gusto, adaptándose a las necesidades de este piso y a las nuestras en este momento de nuestras vidas.

A finales del año pasado cambiamos las cortinas del comedor. Compramos unas cortinas claritas con unos detalles a juego con la tapicería del sofá. Una cortina que deja pasar más la luz y que le da al comedor un aire de mayor amplitud.

Ahora hemos dado otro paso de gigante. Hemos comprado muebles nuevos para el comedor. Sólo los muebles: ni sofá, ni mesa y sillas. Cambiarlo todo haría que el presupuesto se disparase notablemente y no podemos permitírnoslo. Pero los muebles pedían a gritos un cambio!

Al principio de vivir aquí, un día que llovió nos entró agua, y uno de los muebles se mojó. Eso ha hecho que en días que hay humedad, el mueble empiece a oler mal, como a meado..., creando un ambiente desagradable en casa, que a días ni los ambientadores pueden disimular. Para colmo de males, la puerta de la vitrina se rompió, y está como descolgada. Mientras está cerrada no se nota, pero cuando la abres debes sujetarla con las dos manos o el cristal se te viene encima. Teniendo dos niños pequeños en casa, esto es un gran problema. Ellos la han abierto nunca.... pero falta que esté rota para que nos sorprendan...

Hemos escogido unos muebles más claritos, para que la sensación de luz sea mayor. Además, aprovechando que vamos a cambiar los muebles, pintaremos el comedor. Y aunque sea muy tradicional... pintaremos de blanco. Cuando vinimos a vivir aquí lo pintamos de un color crema clarito... y lo que parece es que las paredes estén amarillentas y sucias... y nos quita luz. Así que entre los muebles más claros y las paredes blancas, creo que el comedor ganará mucho!!!

La mesa y las sillas están muy bien y creo que tardaremos en cambiarlas. Más urgente será en algún momento cambiar el sofá. Más que nada porque es de dos plazas... y aunque caben tres personas.... somos cuatro!! Los peques crecen y cada vez abultan más... y en breve no cabremos!

Por orden de urgencia luego estarían las reformas de cocina (super urgente!!), baño (urgente) y puertas interiores (deseable, porque son horribles, algunas tienen el pomo roto y son oscuras).

Espero que este año empiece el proceso de transformación de nuestro hogar, y que podamos convertirlo poco a poco en nuestro espacio, a nuestro gusto y acogedor.

Y tu? Tienes reformas pendientes que tampoco puedes hacer?


18 ene. 2016

Christmas Bloguero - Valoración

A mediados de diciembre os hablaba del Christmas Bloguero, una iniciativa de algunas mamás blogueras que consistía en recuperar la bonita tradición de enviarse postales navideñas por correo postal.

Ahora que la Navidad ha pasado, y estoy recogiendo los adornos y demás, he decidido compartir contigo la valoración que me supone esta experiencia.

Hacía muchos años, que en casa apenas recibíamos un par de postales por correo. Este año, nos hemos juntado con 13 postales!!! 8 recibidas gracias a la iniciativa del Christmas Bloguero!



Gracias a esta iniciativa hemos recuperado una parte del espíritu de la Navidad. Mis hijos esperaban ansiosos a que abriera el buzón cada día para ver si recibíamos postal. Me ayudaron a preparar alguna de las nuestras y les fascinó la idea de utilizar el buzón, sobretodo al mayor, que con 5 añitos ya se entera mejor de todas las cosas.

Pudimos decorar la casa con todos los Christmas que nos fueron llegando, dándole un toque cálido y hogareño a la decoración navideña. Muchas de las postales era hechas a mano y tenían el sello personal de las personas que las hicieron, otras eran compradas pero estaban escritas con un inmenso cariño. Todas eran pequeñas joyas únicas que poco a poco invadieron nuestro hogar.

Gracias a esta iniciativa pude conocer a otras blogueras como yo, cada vez que recibía una postal de alguna bloguera que no conocía, la buscaba en la red, entraba en su blog y la descubría. He conocido blogs geniales, llenos de bonitas historias, consejos, recetas, y lo más importante: escritos por gente maravillosa. Blogs que a día de hoy sigo y leo con atención y que no creo que pueda olvidar!

Por mi parte, no pude enviar demasiadas postales, pero en las que envié deposité todo mi cariño. Pese a mi patosidad las hice a mano, y en algunas de ellas, incluí una carta personal escrita con cariño para la persona destinataria. Lamento no haber tenido más tiempo para escribir más postales y haber llegado a más gente.

La única "pena" que tengo, es que recibí algunas postales sin remitente, y la persona que las escribió firmo con su nombre real, de manera que me ha sido imposible dar con ellas en el mundo 2.0 para agradecerles que me enviasen su postal y poder conocerlas!

Por ello, si el año que viene se repite esta iniciativa, yo recomiendo a l@s participantes que incluyáis en ellas vuestro nombre en twitter o el nombre de vuestro blog. Sólo así podremos encontraros y agradeceros vuestro gesto.

Si el año que viene se repite la iniciativa, participaré sin dudarlo!! Pues me ha encantado y la he disfrutado mucho.

Y tu? Has participado en algo similar? Que balance haces?

11 ene. 2016

Navidad 2015 - 2016 Superada!

Ya hace algunos días que oficialmente la Navidad acabó, y puedo decir, haciendo balance, que este año la hemos superado con nota.

No en vano, Erik, la ha calificado en varias ocasiones como "la mejor Navidad de mi vida". No tiene muchas navidades superadas para hacer una buena comparativa, pero desde luego, su opinión es para nosotros la más importante!

La clave del éxito: repartir un poco mejor las fechas, espaciar la entrega de regalos, y evitar el visitar muchas casas es un mismo día.

Este año incorporamos la celebración de Papá Noel (a regañadientes... pero decidimos intentarlo y ha valido la pena!). Ello nos ha permitido espaciar los regalos en varios días, en lugar de concentrar la mayoría de ellos para Reyes, que es cuando terminan las vacaciones y no tienen tiempo de disfrutar.

El primer cambio lo hicimos el día 25, Navidad. En lugar de pasarlo a solas con mis padres, convencimos a mi suegra de que se sumara a la fiesta.... y claro, esto supuso una inyección de ilusión para los peques, pues compartían el día con sus 3 abuelos. En vez de ir a casa de mis padres, pasamos la fiesta a nuestra casa, y ello también permitió que toda la familia disfrutase del Caga Tió.

Mi suegra y mis cuñados les hicieron el regalo de Navidad para Papa Noel, lo que implicó que mi suegra se lo diera el mismo día 25 (aprovechando que venía a comer a casa) y mis cuñados el día 26 (cuando nos juntábamos a comer en casa de mi suegra). Así repartimos regalos de Tió y Papa Noel en dos días: 25 y 26.

El día de Nochevieja también lo cambiamos. En lugar de cenar solos los 4 como hacíamos siempre (y como hacemos por Nochebuena), invitamos a mi suegra a venir a cenar y dormir a casa. Los peques de nuevo encantados, de compartir casa con la abuela, y sobretodo de que se quedase a dormir!!!

El día uno fuimos a casa de mis padres, como viene siendo tradición, para celebrar la llegada del nuevo año con ellos y con mi hermano.

El gran cambio lo hicimos con el día estrella de las Navidades, el día de Reyes. Llevábamos años buscando una combinación que permitiera que los peques disfrutasen algo más de ese día y no se agobiasen tanto. No es lo ideal que acaben llorando de cansancio y frustración en el día que se supone debería ser más feliz del año. Así que en lugar de peregrinar a casa de mi suegra para luego llegar pasadas las dos del medio día a casa de mis padres... optamos por ir sólo a casa de mis padres. Mi suegra y mis cuñados les habían hecho el regalo en Papa Noel, así que sólo faltaban los regalos de mis padres y mi hermano. Los peques pudieron disfrutar por la mañana de los regalitos que les habían dejado Sus Majestades en casa, y luego pudimos ir tranquilamente a casa de mis padres y llegar cerca de la una del medio día. Tiempo suficiente de que los peques, junto con sus primos, pudieran abrir los regalos y empezar a disfrutarlos antes de comer.

La gran máxima "divide y vencerás" se ha cumplido en nuestro caso. Han podido jugar más con los juguetes (al recibirlos más espaciados en el tiempo), han podido compartir ratos de calidad con la familia (al ir sin prisas) y en general han disfrutado más.

Por ello, puedo confirmar que esta Navidad la hemos superado con nota. La próxima, intentaremos repetir la fórmula.

Y tu? Has superado con éxito y sin agobios esta Navidad?

10 ene. 2016

Superada por mi nuevo teléfono!

Para los que me conocéis no es ningún secreto que no soy demasiado hábil con las nuevas tecnologías. Por ello, comprar cualquier aparato nuevo siempre me supone un desafío y pasar un mal rato.
 
Confieso que soy una "fanática" de las instrucciones. Me gusta leerlas y estudiarlas a fondo antes de comenzar a utilizar un aparato nuevo. Por ello me resulta tremendamente frustrante que hoy en día, la mayoría de cosas no incluyan instrucciones. Te compras un teléfono móvil nuevo, y la caja viene... vacía!! Ni una mísera hoja de instrucciones, ni una guía rápida... nada!!!!
 
La chica de la tienda siempre te dice lo mismo: es muy intuitivo y fácil de usar. Y seguramente para ella lo sea.... para mí.... no.
 
Desde hacía algunos meses mi móvil venía haciendo el tonto cada vez más. Se le acababa relativamente rápido la batería, y siempre tenía que llevar conmigo el cargador, porque si en un descuido se quedaba sin batería y se apagaba, luego no se encendía. Había que intentarlo una y otra vez... y con suerte tal vez a la media hora o tres cuartos conseguía ponerlo en marcha de nuevo.
 
A parte de esto cada vez fallaban más aplicaciones e incluso hacer una simple llamada era un suplicio. No se me cargaban los contactos y tenía que ir marcando los números de memoria (los que me sabía claro!!!).
 
Todo ello me hizo decidir a comprar un teléfono nuevo. Como nota curiosa, deciros que me parecieron todos carísimos!! Ya no hay aquellas bicocas de antaño, con las que te llevabas un teléfono chachi piruli a casa por dos duros. Por suerte los financian con la misma factura de teléfono que ya estas pagando. De modo que por dos euros más al mes durante dos años, ya tengo teléfono nuevo y en pleno funcionamiento.
 
Ayer mi día fue un poco infernal. Por más que lo intentaba no me hacía con mi nuevo teléfono. No encontraba nada, las opciones, los menús... todo era distinto. Y como siempre, algunos datos se habían perdido por el camino. Por más precauciones que tomes siempre pierdes algo. Conversaciones de whatsapp guardadas como oro en paño, que se fueron para no volver, los datos del calendario, algún que otro contacto....
 
Por suerte mi viejo teléfono accedió a encenderse una vez más, y pude recuperar el calendario y los contactos perdidos.... respecto a las conversaciones de Whatsapp y otras cosillas...las doy por perdidas.
 
Con cierto alivio os digo que hoy ya empiezo a hacerme con el control de mi teléfono. Ya empiezo a encontrar con cierta agilidad las cosas y a acostumbrarme al menú. Pero sigo echando de menos los viejos manuales de instrucciones.
 
Y a ti? Te pasa lo mismo cuando cambias de teléfono? Te sientes "superada" y "desorientada" los primeros días?

8 ene. 2016

Tanga y el Gran Leopardo - Literatura Infantil

De nuevo os traigo una "joya" de la literatura infantil que hemos descubierto gracias a nuestras frecuentes incursiones en la biblioteca.

Se trata del libro "Tanga y el gran leopardo", de Roberto Malo, Francisco Javier Mateos y David Laguens Velasco. De él destaco tanto su argumento, como su enseñanza y sus magníficas ilustraciones, que nos trasladarán mágicamente a la selva más profunda.



4 ene. 2016

Pulseras identificativas para los niños

El pasado día 31 de diciembre, mi marido realizó la Sant Silvestre de Sant Cugat del Vallès. Como ya es habitual, mis hijos, mi suegra y servidora fuimos a verlo en varios puntos del recorrido y finalmente a esperarle en la línea de meta.

Cuando ya había finalizado su participación (realizando un muy buen tiempo, todo hay que decirlo!!) y estábamos ya todos juntos viendo la llegada de otr@s participantes, se nos acercó una agente de protección civil.

Muy amablemente nos preguntó si ya teníamos las pulseras identificativas para nuestros hijos. La verdad es que no habíamos oído hablar de ellas y nos ha encantado esta iniciativa.

Se trata de unas pulseras de colores vivos (en nuestro caso naranjas, pero por internet he visto que en otras comunidades autónomas las dan de otros colores) en las que hay que escribir el nombre del pequeño y un teléfono de contacto.

Así, en caso de que el peque se pierda, la persona que lo encuentre (o los agentes) sólo tienen que mirar la pulsera y llamar a los padres para poder entregarles al menor. Esto es muy útil, sobretodo cuando los pequeños aún no saben explicar donde viven o proporcionar unos datos mínimos de contacto de los padres.

Recomiendan su uso especialmente en lugares donde hay aglomeraciones, como por ejemplo durante la cabalgata de Reyes, o incluso en los centros comerciales... donde a veces es fácil que los peques se despisten y resulte difícil mantener el contacto visual.

Nosotros ya las hemos estrenado para salir a pasear estos días por el centro. Les hemos explicado a nuestros hijos para lo que son, y que en caso de perderse deberán enseñársela a un adulto para que nos pueda llamar y los podamos encontrar.

A veces pasamos por alto hablarle a los peques de estas cosas, como si nunca fueran a pasar. La verdad es que deseamos que nuestros hijos nunca se pierdan, pero es conveniente explicarles como han de actuar en caso de que eso suceda.

Yo, siempre que vamos a lugares en los que pienso que se podrían despistar, les recuerdo que en caso que eso pase, han de buscar preferiblemente a un policía o persona de seguridad (en el zoo, por ejemplo, les explico que si se despistan deben acudir a alguna de las personas que trabajan allí). Si no encuentran a nadie de seguridad, les he explicado que lo mejor es que entren en una tienda y le expliquen lo que sucede a el o la dependienta. Más que nada, por evitar que pidan ayuda a un desconocido que vean por la calle... y que en lugar de ayudarles sea un desaprensivo que se aproveche de la situación. Pienso que si acuden a un comercio, es más seguro y más fácil que les intenten ayudar.

Que te parece la iniciativa de protección civil? Tienes pulseras de este estilo? Les has hablado a tus hijos de lo que deben hacer si se pierden?

3 ene. 2016

Balance de fin de año y propósitos de año nuevo

Siempre que un año acaba intento hacer un poco de balance de como ha ido, y trato de plantearme una serie de mejoras o propósitos de cara al año que empieza.

2015 no ha sido un mal año,  la verdad. 

A nivel laboral, empezó muy bien, repitiendo contrato en la empresa en la que había estado en 2014. Fue el año en el que conseguí dominar el proyecto en el que trabajaba, y sacar adelante mis tareas sin estresarme demasiado. Lamentablemente a finales de año la cosa se estropeó un poco cuando la empresa me comunicó que no me podían renovar el contrato. Ahí fue cuando pensé que el año acabaría muy mal laboralmente.... pero por suerte, antes de acabar, el 2015 me trajo un nuevo empleo. Un nuevo proyecto muy distinto a todos los que he hecho anteriormente, y que por tanto se ha convertido en una gran oportunidad y un desafío para el 2016.

A nivel deportivo fue el año en el que me pasé a la marcha atlética, conseguí entrenar tres días a la semana. Pero también fue el año en el que me caí de culo jugando con mi hijo y estuve meses dolorida sin apenas poder andar... De modo que fue el año en que dejé de entrenar para, de momento, no volver.

Por lo que a salud se refiere, tras mis problemas de coxis mi espalda volvió a las andadas. La tensión hizo mella en mi y literalmente me deslomé. Como consecuencia a finales de año fui a rehabilitación  y me liberé de una parte de mis molestias. Ahora empiezo el 2016 con otra tanda de sesiones de rehabilitación,  a ver si acabo de mejorar.

A nivel familiar ha sido un muy buen año, plagado de buenos momentos con mi marido y mis hijos. Ha sido el año en que por fin mi hija ha empezado a dormir. Y ha sido el año en que he empezado a entenderme mucho mejor con ella!

Por último, a nivel personal, ha sido el año en que he recuperado en serio mi blog, escribiendo entre una y dos veces por semana. He aumentado mi presencia en las redes sociales y he descubierto a otras "blogueras" maravillosas! También he recuperado el hábito de la lectura y he conseguido poner algo de orden en mi casa! 

Propósitos para el año que viene??? Ni muchos ni muy ambiciosos.

Lo primero y más difícil,  aceptar que no puedo llegar a todo. No soy una supermadre, ni una superesposa... no soy una supernada. Así que a lo que llegue llegué, y lo que no, quedará por hacer. En la misma línea,  aprender a aceptar y a pedir ayuda,  algo que no siempre me es fácil. 

Dicho esto, como no voy a tener tiempo para todo, he de aprender a priorizar, y a dejar cosas para más tarde, pero no para "mañana" sino simplemente, para otro momento de mi vida.

A nivel personal quiero volver a ser YO, ser un poco menos mamá y un poquito más Vanesa. En que consiste? En cuidar un poco de mí, ponerme alguna crema, maquillarme un poquito, fijarme en como voy vestida, ir a la pelu un par de veces al año, depilarme con regularidad.... Por supuesto, seguir con mi blog, llevándolo adelante y disfrutando con él. Seguir leyendo, recuperado el hábito de la lectura, no pienso volver a perderlo! 

Coger la rutina de hacer ejercicios para mejorar mi espalda, fortalecer mi musculatura y corregir poco a poco mi postura, para no volver a tocar fondo otra vez. Más adelante no descarto introducir otro tipo de ejercicio, como la marcha atlética, que tanto me gustaba!! Pero más adelante, como decía antes, el día tiene las horas que tiene... y en estos momentos, priorizo cuidarme, hacer ejercicios para mi espalda y escribir en mi blog. No puedo aceptar más cosas en mi vida sin soltar otras.... y de esas, no quiero soltar ni una sola!

A nivel familiar, por supuesto, seguir disfrutando con mi familia! Seguir con la sana costumbre de no ver la tele con los peques entre semana, para poder disfrutar de juegos y divertidas actividades. Intentar sacar mínimo un ratito cada dos meses, para salir con mi marido a solas, dejando a los peques al cuidado de abuelos o canguro.

A nivel doméstico seguir poniendo profundo orden en la casa, a ver si pudiéramos pintar, cambiar los muebles del comedor (hace años nos entró agua en casa y alguno ha sufrido terribles consecuencias) y ojalá arreglar la cocina, que se cae a trozos literalmente.

Y con eso, que no es poco, saldo mi lista de propósitos.

Y tu? Tienes tu lista de propósitos de cara al año que viene? O no sueles plantearte ninguno?