26 feb. 2016

Versatile Blogger Award

Hace ya.. un mes!!! otra compañera de este mundo loco de los blogs, me sorprendía nominándome a este curioso premio.

La autora del blog Paso de Ti Mama me mandaba esta nominación, junto con las normas de este curioso premio.

En primer lugar, agradecerle profundamente el honor que me ha hecho con esta nominación. Es la primera vez que me nominan a algo, y la verdad es que no me lo esperaba para nada. Aún ando muy pez en el mundo de los blogs y desconocía la existencia de estos premios.

Pese a la ilusión que me hizo recibir el premio, me ha costado encontrar tiempo para poder escribir este post, dedicándole la atención y el cariño que se merece. Hoy, parece ser, que la tranquilidad ha llegado a mi vida, y puedo sentarme a cumplir mi cometido.

Del blog Paso de Ti Mama deciros que es más que interesante, ya que narra las aventuras y desventuras de esta madre con hijos adolescentes. Aunque aún falta mucho para que mis peques lleguen a esta etapa de la vida, disfruto con la lectura de este blog, preparándome para el futuro que inevitablemente llegará a mi hogar. Tanto si tenéis hijos en la "edad del pavo" como si no, os recomiendo que le echéis un vistazo, ya que los contenidos no tienen desperdicio!

Siguiendo con las normas de juego, debo contaros 7 cosas sobre mi y mi blog. Cosa que la verdad... me resulta bastante complicada... pero si hay que ir... se va:

  1. mi blog nació como válvula de escape, para tener un rinconcito sólo para mí tras mi ingreso en el mundo de la maternidad. Su nombre nace de mi experiencia como madre... de como me sentí desde el primer momento en que recibí el título. Y es que... me sentí muy feliz... pero muy SUPERADA!
  2. siempre me ha gustado escribir, y con el blog he encontrado la herramienta perfecta para hacerlo, dando rienda suelta a "lo que llevo dentro"
  3. al principio me costó publicar con constancia, y mi blog apenas recibía mi visita. Esto cambió en cuanto me apliqué un poco, y sobretodo, cuando utilicé twitter para darlo a conocer
  4. tengo muchas ideas para escribir, mi cabeza siempre hierve, pero suele faltarme tiempo para poder plasmar aquí todo lo que me gustaría
  5. mi blog tiene un estilo sencillo y directo: escribo lo que pienso en un tono muy de estar por casa. Esto hace que resulte "cercana" a la gente que me lee.
  6. mis conocimientos técnicos dejan mucho que desear... me cuesta aclararme con la configuración, las opciones, y toda la parafernalia. A veces veo auténticas virguerías en otros blogs... y pienso ¿Cómo lo harán para que eso salga así?. Después me peleo con mi blog... y a veces consigo darle la forma que quiero... y otras... en fin.... me sigo peleando.
  7. ah, que sobre mí no he dicho nada? Soy madre de dos hijos, a los que he criado a mi manera. Leo sobre los distintos tipos de crianza y creo que no comulgo con ninguno de ellos. Haz lo que puedas, lo que creas que es mejor y sobrevive! Quiero a mis peques con locura aunque me hayan vuelto loca!

Y ahora me toca publicar mi lista de los blogs a los que nomino para este premio.

Y.... los elegidos son.....
He decidido nominar sólo a 7 blogs... y me ha costado... pero hoy he elegido a estos. Si en algún momento soy nominada a otro premio... seguro que otros blogs saldrán a relucir!!

Y nuevamente, gracias a Paso de Ti Mama por pensar en mi y nominarme!

24 feb. 2016

Ostias te da la vida

Es sabido por todos los que me seguís, que no estoy en mi mejor momento. Estoy atravesando un bachecillo en diversos ámbitos de mi vida. Nada serio... pero son gotitas que sin darte cuenta van llenando el vaso.

Laboralmente hablando hay ciertas cosas que no están acabando de marchar bien. Tengo la suerte de trabajar en algo que me encanta, que me apasiona y con lo que disfruto. Pero estoy padeciendo temas burocráticos que me llevan a altos niveles de estrés. Resumiendo mucho... me quedé sin el local que tenía pre asignado para hacer mi proyecto y ando dando tumbos en espacios cedidos... cosa que me dificulta mucho poder hacer "bien" mi trabajo. Por suerte parece que en un par de semanas tendré al fin "donde caerme muerta".

En lo que a salud se refiere, en casa estamos en modo empalma virus... y eso resulta agotador. Primero el peque, luego la peque, luego mi marido y desde hace un par de días la que está con febrícula soy yo...

En fin... que tengo la sensación desde hace semanas de ir recibiendo ostias por todos lados... Eso sí, lo que menos me esperaba era que la vida... me diese una ostia en el sentido más literal de la palabra.

El viernes pasado había quedado para cenar con cinco amigas a las que no veía desde hacía lo menos dos años. Helia aún no estaba al 100% pero pese a todo, decidí asistir a la cita. Mi marido, me animó a ello: te vendrá bien cielo.

Y yo, convencida... "p'allá" que me fui. Me gustaría contaros que me engalané y aproveché la ocasión para lucir trapitos... Pero la verdad es que no lo hice: me fui con mis tejanos y mi jersey borreguero ultra cómodo. Eso sí, llevaba mi mejor sonrisa y las ganas enormes de relajarme, divertirme y pasármelo bien.

Mientras caminaba hacia el restaurante, me encontré con dos de las asistentes a la cena. La noche prometía... charlábamos animadas y llegamos al local en un plis plas.

Y claro, entre charla y risas, que si faltan dos por llegar, que si las esperamos mejor dentro, que se estará más calentito, que pim que pum... y decido a lo lanzado que ya entro yo, si eso, la primera. Así... como para abrir camino. Yo, que nunca entro la primera a ninguna parte, porque no me gusta! Y siempre hago que mi marido pase delante... Yo, que siempre voy de coche escoba, recogiendo el grupo desde la última posición... Voy y decido innovar.

Y claro esta... salió mal. Vi la puerta, de cristal, y me dirigí rauda hacía ella... y entonces el mundo tembló... mi cabeza estalló.... y yo... reí. Algo no estaba saliendo bien... pero me costaba procesarlo. Yo había visto una puerta de cristal... pero para mi desgracia había dos... y la que yo había visto no era precisamente la que tenía más cerca de mi cara.

La vida en forma de puerta me acaba de dar una soberana ostia. El cristal tembló y a mi todo me supo a dolor y vergüenza. La cara de mis amigas era de preocupación pese a que yo, riendo, trataba de entrar al restaurante... como si tal cosa. La realidad era que la cabeza me dolía mucho y estaba mareada.... pero no quería reconocerlo.

Una voz interior me decía: "peor que los niños!!". Para un día que salgo sin ellos.... y voy y la lio! A que les jodo a todas la noche??

Mientras nos acomodaban en una mesa pude ver lo que venía a ser mi sien izquierda en un espejo... aquello estaba... tomando dimensiones y mis amigas seguían preocupadas por ello. Cuando llegó otra de las comensales y me vio tomó la sabia decisión de pasar de mi y pedir hielo. Y ahí me teníais: sentada en una mesa, con 4 adultas más, una copa de vino en una mano, y un cubito de hielo liado en un trapo en la otra.... Gran escena!

Pasé la mitad de la cena mareada, aguantando mi hielo... con la mente fría, eso sí! Pensando en: que carajo le digo yo a Alberto cuando llegue a casa? Cariño, soy gilipollas y me he ostiado contra la puerta, pero estoy bien... Patético. Me sentía patética... esa es la palabra.

Una de mis amigas llevaba árnica en el bolso (es lo que tiene salir con otras madres que llevan siempre de todo por si acaso), y cuando me quité el hielo me la aplicó. Gracias a tantos cuidados no me salió apenas chichón y puedo llevar mi "desgracia" con discreción.

Por suerte, la cena fue genial, olvidé mi golpetazo y disfruté de una buena comida en una mejor compañía.

Al llegar a casa mi hija había vomitado (todo controlado por papá) y mi marido tenía fiebre. Mi buena estrella seguía acompañándome.

A la mañana siguiente no tenía signos externos de mi gran ostia... pero la cabeza me dolía y seguí sintiéndome mareada hasta el medio día. No en vano fue una señora ostia.

En fin... si las cosas no andan bien en vuestra vida.. no bajéis la guardia: a veces los golpes llegan cuando menos te lo esperas!!! Y el que avisa... no es traidor!




Este post se lo dedico a Daniela, Marina, Paola y Berta... testigos de mi "gran noche". Gracias por el hielo y el árnica! La próxima vez... el hielo para los mojitos!!

10 feb. 2016

Superada y al borde de un ataque de nervios

Sí, así es como me vengo sintiendo desde hace unos días... superada y absolutamente al borde de un ataque de nervios.

El último fin de semana de enero estuvimos pintando el comedor de casa, ya que por fin habíamos conseguido cambiar los muebles y los traían la primera semana de febrero a casa. Así, que ya que cambiábamos los muebles, decidimos aprovechar para pintar, y así transformas nuestras paredes color ocre clarito (que se veían como sucias), en paredes blancas que nos dieran luz.

Conseguimos nuestro objetivo. Todos los objetos que ocupaban los muebles del comedor pasaron a estar en cajas. A la espera de la llegada de los nuevos muebles para ocupar su nuevo sitio.

Nos trajeron los muebles el martes, vinieron casi a medio día y como tenía que irme a trabajar por la tarde no pude colocar nada. Todo en cajas.... nada en su lugar.

El miércoles recogí a los peques del cole. Teníamos que darnos prisa. Erik se iba ese jueves de colonias (sus primeras colonias) y teníamos que hacer las mochilas y bañarle. De modo que esa tarde iba a ser ajetreada! Cuando íbamos camino a casa, hablábamos de que ese sábado Erik tenía un encuentro deportivo de la extraescolar que hace. Me comentaba la ilusión que le hacía ir, mientras Helia, por su parte hablaba de los disfraces... porque claro, ese fin de semana también era Carnaval... y no les había probado los disfraces...

Y entonces...mientras en mi mente todo se juntaba: pintura, cajas, muebles nuevos, colonias de Erik, excursión del viernes de Helia, carnaval, encuentro deportivo de Erik, campeonato de marcha atlética de papi el domingo.... algo se rompió dentro de mi.

Me volví blanca como el papel....mientras recordaba el mail que había recibido la semana anterior: si su hijo va a asistir a el encuentro deportivo, deben confirmar su asistencia rellenando la hoja de inscripción antes del día.... Recordaba como al leer el mail pensé: luego lo hago! Y ahora tomaba conciencia de que obviamente no lo había hecho.... Y tal vez ya era tarde.... El límite era unos días antes y estábamos a miércoles...el encuentro era el sábado....

Y sin querer rompí a llorar. Una voz gritaba dentro de mi: mala madre!!!!! Como has podido olvidar el encuentro deportivo de tu hijo!!!! Con la ilusión que le hacía!!!!!

Mis hijos me miraban con desconcierto. Entonces le expliqué a Erik lo que ocurría: que había olvidado apuntarlo y que probablemente no podría ir.

Al principio mi hijo lloraba. Lloraba y me decía que él quería ir...que le hacía mucha ilusión.... y yo... yo sólo lloraba y le pedía perdón. Perdón por haberme olvidado. Lloraba tanto, que al final mi hijo dejó de llorar y me dijo: no importa mamá, ya iré otro día. El pobre, con cinco años me estaba consolando. Y yo...me sentía aún peor madre!

Llamé a Alberto para explicarle lo que había ocurrido. Pero estaba conduciendo y me saltó el buzón de voz. Le dejé un mensaje...entre lloros y sollozos. El pobre cuando lo escuchó pensó que había sucedido algo terrible!! Pero cuando acabó de escuchar el mensaje... casi le da un ataque.

Cuando llegó a casa me tranquilizó y miramos en el ordenador a ver si aún estábamos a tiempo de apuntar al peque a su encuentro... y milagrito... aún estábamos en plazo!!! El límite era al día siguiente!! Por poco.... pero conseguí apuntarle y que él pudiera ir allí.

Aunque el sentimiento de mala madre tardó en irse...de hecho sigue conmigo.

La semana acabó igual de mal que empezó. Erik disfrutó de su encuentro deportivo, papá hizo un papel genial en su prueba de marcha, pero por la tarde... Erik empezó con fiebre, y aún sigue en ello.

Sigo superada... tratando de conciliar trabajo con mi peque y sus virus. Y con mis cajas... que siguen ahí... mirándome.. y preguntando cuando las pienso deshacer.