5 jun. 2017

Opinólogos, impostólogos y otros seres del montón

A raíz de unos tweets y de alguna noticia que leí este fin de semana, me he decidido a escribir sobre un tema, al que en realidad, llevo ya tiempo dándole vueltas.

Antes de ser madre, ya me había topado con personas que se permitían el extraño lujo de opinar sobre mi vida, o sobre cosas que no eran de su incumbencia... pero fue cuando me quedé embarazada cuando empecé a fijarme más en estos peculiares seres.

Y es que parece que cuando te conviertes en madre... l@s opinólog@s salen por todas partes! Da la impresión que incluso lleguen a acecharte! Vecinos y personas con las nunca habías cruzado una palabra, parecen esperar a cruzarse contigo para darte una y mil recomendaciones!
Empiezas a recibir "consejos" sobre como vestirte, donde comprar la ropa premamá, como preparar la canastilla del bebé, cosas imprescindibles que no puedes dejar de comprar... Consejos que no has pedido, y de gente a la que apenas conoces. Opinólogos puros y duros!

Lo más sorprendente es que algún@s de est@s sabios te dan su opinión sin haber pasado jamás por un embarazo! Basándose en presuntas experiencias de sus conocidas, o en artículos que han leído vete tu a saber donde... Lo que queda claro siempre, es que saben mucho mejor que tu lo que te conviene.

Pero algunos, no contentos con esto, llevan la opinología un paso más allá y se convierten en impostólogos! Son personas que más allá de darte un mero consejo u opinión, te dan auténticas prescripciones de tipo profesional!!! Por supuesto sin tener formación en el ámbito en cuestión!

Son aquellas personas que te dicen que has engordado mucho durante el embarazo y que deberías seguir una dieta que por supuesto te irá genial (hola??? acaso eres nutricionista? ginecóloga? y prescribes una dieta a una embarazada?). De nada sirve que asegures que tu ginecóloga está contenta con tu peso y que vas bien... Nooo, no solo saben más que tu... saben más que tu médico! Y te dirán cosas como: allá tu, o ya me lo contarás... ya!

Y cuando nacen tus hijos, es aún peor. Estos seres se hacen aún más presentes. Expertas en lactancia se arremolinan a tu alrededor para decirte como hacerlo mejor de lo que lo estás haciendo (por supuesto ninguna de ellas tendrá cualificación profesional para asesorarte). Luego habrá siempre quien te diga lo poco abrigado que llevas a tu hijo (que se va a resfriar!), o lo demasiado abrigado que va (está sudando como un pollo!). Estas opiniones las puedes recibir en un mismo día! Te cruzas con alguien que considera que tu hijo va destapado, y al cruzar la calle... te sueltan la opinión contraria!!! A veces creo que se conocen y se ponen de acuerdo... y que lo único que buscan es que te vuelvas loca de remate!

También habrá quien empiece a decirte lo que debe comer tu hijo, y los más osados contradecirán las pautas que te haya dado el pediatra. Cuando insistas en que tal o cual alimento no puede ser introducido hasta una cierta edad, te soltarán que son manías, tonterías, o ves a saber que! Si tu hijo va grande, te proporcionaran dietas de todo tipo, y si va delgado algún impostólogo te recetará alguna vitamina para comprar en la farmacia.

Si tu peque estornuda, osarán diagnosticarle una alergia, un resfriado, una gripe o algo peor! Y si se rasca el culo, no faltará quien en pleno parque te trate de convencer que tu hija tiene gusanos. Si tratas de explicarle que tiene piel atópica y que sabes que cremas le has de poner... sólo lograrás que te resople y que te diga: ya verás cuando esta noche no pueda dormir de lo que le duele.... son gusanos, y deberías comprar el jarabe X de inmediato o lo lamentarás...

Si tienes la cabeza en su sitio, les ignorarás, e irás a la tuya, haciendo lo que tu cabeza y corazón te dicten. Y por supuesto, llevando a tus hijos a verdaderos profesionales que te asesoren sobre los temas que te preocupen.

A mi hijo le "diagnosticaron" una varicela que eran picaduras de mosquito, piojos que eran descamaciones por culpa de la piel atópica (también sale en el cuero cabelludo) e infecciones contagiosas de la piel que tampoco eran nada!

Y a mí... en fin... me han recetado vitaminas, me han dado dietas, y me han tratado de "enseñar" a hacer hipopresivos! Sin preguntar o preocuparse de si tengo alguna alergia (que la tengo, y a medicamentos!), alguna carencia detectada en analíticas (que la tengo, anemia ferropénica), o alguna dolencia específica (desviación de columna, prolapsos varios...).

Si quiero ponerme a dieta voy a un nutricionista, si me siento decaída mi médico de cabecera me hace analíticas y me pone el tratamiento correspondiente, y si quiero aprender hipopresivos no lo aprendo en un vídeo de YouTube o me los enseña la vecina del tercero, sino que voy a mi fisio (las cosas mal hechas perjudican más de lo que benefician).

Que conste que en este post, no me refiero a esos amigos y amigas que bienintencionados tratan de ayudarte cuando te ven desbordada y que te dan recomendaciones con cariño y criterio. Sino a esa gente, que sin apenas conocerte te lanza opiniones o recomendaciones que se escapan a su formación y conocimiento.

Por eso... opinólogos... impostólogos.... alejaos de mí!!! Y a ti? Te han "atacado" alguna vez?

33 comentarios:

  1. Sí que me han atacado, sí. Pero hago oídos sordos. Cuanod tuve al primero me volvieron loca. A algunos hasta les tenía en estima el criterio, pero con el segundo me di cuenta que para vivir tranquila hay que pasar de todos. Me encanta que me den consejos, pero no soporto las órdenes ni las advertencias. Así me va, que ahora todos me tienen por una rebelde jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa es dar un consejillo y otra perseguir a la gente con tal cantidad de recomendaciones que parece que uno no de pie con bola!
      Lo mejor para ser feliz es ignorar a este tipo de personas.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo. Si come porque come demasiado, si no come porque está desnutrido, si le pones el jersey porque lo asas, si no se lo pones lo matas de frío, si le castigas porque eres demasiado dura, si no le castigas porque eres demasiado blanda... Venga ya, hombreee!!!

      Eliminar
    3. Ahí le has dao!!! Es que si les das crédito acabas sintiéndote la peor madre del planeta!
      No fastidiemos!

      Eliminar
  2. Ush, ush, fuera bichos,impostologos! Lejos de nosotras! Yo hace poco tuve unos fuertes dolores en el costado. Fui al médico, me dijo que tenía un nervio pinzado. Me receto una crema y ya. Pero no me terminaba de curar, así que consulté con un amigo que es Fisio... Que esa es otra. Aunque sea amigo, si te va a hacer un trabajo le pagas. Que también hay mucho morrocotudo suelto.. Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es ir al médico! Y como bien dices, si vas a un profesional... le pagas! Que los amigos también tienen que vivir!
      Un abrazo y cuídate ese dolor!

      Eliminar
  3. Que razón tienes! Aquí hay opiniones para todos los gustos y expertos en todo. La pena es que aun que muchas pasemos de eso hay quien cae en sus trampas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay quien cae y acaba por dar jarabe para los parásitos intestinales a su hija para curarle unos rasguños... 😂😂😂
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Qué razón llevas!!
    Demasiados opinólogos e impostólogos. Ya lo dicen... que opinar es gratis ya sabes q cuando algo es gratis... la gente va en masa 😂😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opinar es gratis! Cierto! Igual por eso hay tanto valiente que se decide a soltar todo lo que piensa... sin filtro!
      Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar
  5. Yo quiero que pensar que no lo hacen con maldad,una embarazada y un niño para muchos son motivo de alegría y les da más confianza para acercarse, hablar y ya que están opinar. Bien es cierto que muchos se podían meter sus consejos donde les quepan. Pero quién sabe, quizás dentro de unos años echemos de menos la cercanía con la que nos tratan algunas personas con esto de ser portadoras de buenas noticias y alegrías....o seré yo que con esto de vivir en el pueblo estoy acostumbradisima a que todo el mundo opine de todo. Desde que me rompí el radio ya me han dicho dos potonisas que no me va a quedar bien y me sé todas las fracturas de huesos de los nietos de las vecinas...pero en el fondo lo hacen porque me aprecian (eso creo😜)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, te van a hacer experta en fracturas!
      Como tu dices, hay que diferenciar entre las opiniones bienintencionadas de amigos o conocidos que tratan de ayudar... y las otras. A mí una misma persona me ha llegado a decir que quite la mantita al bebé porque tiene calor, para minutos después decirme: nena, tápalo un poco que tiene cara de frío. Que es aquello que dices... en que quedamos??? A que le tiro la mantita a la cara! jejejjeje
      Y eso... sin conocerme de nada.
      También hay que reconocer que hay quién es más sensible ante este tipo de personajes y quien lo lleva con más humor :-)

      Eliminar
  6. Aiii sí... Qué gracia! Lo de los piojos confundidos con descamaciones del cuero cabelludo también le pasó a uno de los mayores... Aiii si es que para opinar siempre hay tiempo.
    Gracias por el post!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como si tuvieran la carrera de medicina, oye! Como dice mi abuela: abre la boca y sal gazapo!
      Un abrazo solete!

      Eliminar
  7. ya sabes mi postura, sea lo que sea acudo al profesional correspondiente. Aunque se sea bloguero debemos hablar desde nuestra experiencia y no decirle a nadie lo que tiene que hacer ni lo que se tiene que poner, comer, medicar, etc. Cada uno a los suyo y siendo responsable como bloguero de la gente que te sigue, y como lector, consciente de la capacitación de cada uno para darte consejos con fundamento o no. Siempre con profesionales por delante, siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto! Puedes explicar tu experiencia... pero nada de impartir clases magistrales de un tema, a no ser que estés debidamente capacitado!
      Lo mejor es acudir siempre a profesionales titulados. Lo demás, son opiniones a tener en cuenta, sin otorgarles mayor credibilidad que la tendrían las palabras del vecino.

      Eliminar
  8. Están hasta debajo de las piedras!!!!!
    Lo peor, que se creen a veces con derecho ya no de opinar sino de casi hostigar... ( va on h? ajajaja, no sé ).

    Les den a todos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si... no es que opinen... es que algunos te obligan prácticamente a obedecerles. O destapas al niño... o te lo destapan ellos!

      Eliminar
  9. Están por todas partes! Y también para los papás, no te creas. Que además, como eres hombre, no falta la que da por sentado que de eso de criar a MIS hijos no tengo ni idea, qué qué voy a saber yo!
    En fin, que tienes toda la razón, hay que huir y pasar olímpicamente de la gente así ;9

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto! Opinólogos e impostólogos los hay hombres y mujeres y dirigen sus reproches o consejos tanto a madres como a padres.
      Lo mejor es seguir y dejarles atrás!
      Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar
  10. Qué razón tienes, la gente siempre opinando, muchas veces de lo que no saben. A mi me llegaron a decir que hacía bien en darle el pecho a mi hijo y luego las oido criticar porque otras madres, con 8 meses, siguen dándole el pecho a sus hijos. Pónganse de acuerdo, señoras! Yo intento nunca imponer mi opinión, si me piden consejo lo doy y ya porque hay opiniones tan amplias como colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que se puede dar una opinión... pero desde el respeto, sin imponer nada. Y sobretodo... yo no me arriesgaría a dar mi opinión en negativo a alguien que no la ha pedido y a quien no conozco de nada.
      Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  11. Desde que soy madre he aprendido a ponerme un chubasquero en el que todo me resbala, auqnue ha días que algún corte he dado, pero vamos , no se atreven mucho a meterse en lo que hago o dejo que hacer porque los que conozco saben que saco los dientes jajaja. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien lo llama ponerse piel de pato 😂 Es la mejor táctica, ignorarles! Y de tanto en tanto un buen zasca!

      Eliminar
  12. ayyy mi barrio está lleno de señoras opinólogas desde si llevas a la niña vestida de azul, el niño es tan guapo que parece una niña, van abrigados/destapados en exceso, pobres tan pequeños a la guarde...etc. Sonrisa de esas de dientes y apretar el paso, que llevo prisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que se meten con todo oye! Parece un "meterse por meter", por no estar callado... porque algo hay que decir!

      Eliminar
  13. Me encanta ese poder sobrenatural que tiene algunos para saber más de ti que tú misma o de lo que necesitan tus hijos sin ellos ser padres siquiera.... por qué no habrán aprovechado todo ese potencial en estudiar medicina?

    ResponderEliminar
  14. las opiniones, los consejos, los que se meten donde no les llaman...esas cosas que no sabes que te vas a encotnrar antes de formar familia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas cosas... resumidas en un concepto. Ante todo ello.... paciencia.
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  15. Me encantó tu publicación, estoy de acuerdo contigo, hoy en día parece una epidemia de una enfermedad de conagio viral llamada opinioncitis aguda......ayyyy no como incomoda y más como dices cuando se meten con la forma en la que educas y llevas a tu familia. Lo peor es cuando viene de pronto de la misma familia....pero mira como dicen en mi tierra "truchita resbadolsa", no queda más que se te resbalen esos comentarios, ingnorar. No hay un manual para ser madres pero definitivamente hacemos lo mejor que podemos, lo que nos dicta nuestro corazón y la razon ....y creo que lo hacemos muy bien. Gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca había oído lo de la truchita! Me lo apunto 😉 Y sí... cuando ciertos comentarios vienen de la propia familia... duelen mucho más.
      Un abrazo y gracias por tu comentario

      Eliminar
  16. De esos hay muchos y lo peor de todo es que pueden hacer mucho daños, hay madres que hacen caso de estos comentarios.
    Yo he tenido (y tengo) que hacer muchos oidos sordos. Pero lo mejor es no llevarles la contraria, se les dice si si si y después ya se hace lo que uno quiera, que encima si contestas es peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la mejor táctica! Ignorarles y seguir con lo tuyo!
      Un abrazo

      Eliminar