29 ago. 2017

La locura de la vuelta al cole!

En pocos días los peques volverán a llenar las aulas y a recuperar su rutina habitual. Unos entrarán a clase por primera vez, y para otros será un reencuentro con sus ya conocidos compañeros.

Mis hijos, este año harán P5 y Segundo de Primaria, con lo cual, siguen en la misma escuela que los años anteriores, con más o menos los mismos compañeros, y con nuev@ tutor@ de aula.

Pocos cambios son los que se avecinan... ya conocen las instalaciones, a la mayoría de niños, y a la mayoría de profesores... porque aunque la tutora o tutor sean nuevos, seguirán teniendo el mismo profesor de inglés, la misma maestra de música, etc...

En casa, vivimos la vuelta al cole con mucha calma. La peque no lleva libros, y al mayor se los compramos ya la semana pasada.

Y el resto de las cosas a preparar? Pues la verdad... no son muchas! 

26 ago. 2017

Cuando el paciente soy YO

Como madres estamos más que acostumbradas a ir a urgencias, a esperar en las salas de esperas con cuentos y muñecas, y a pasar la noche en vela termómetro en mano.

Pero... ¿qué pasa cuando el paciente eres tu? Cuando estás en urgencias sola para que te visiten a ti? Cuando la noche en vela es por tu propio malestar?

Pasa... que no se lleva bien. O al menos yo no lo he llevado nada bien.

22 ago. 2017

Mi experiencia con la lactancia

Mi hijo mayor tiene 7 años, y aún no he escrito nunca sobre el tema de la lactancia... debido a que siempre que veo a alguna mamá en las redes sociales comentar que da o dio biberón a sus pequeños... siempre le cae un buen alud de críticas encima. Y la verdad, no me apetecía recibir, con un tema que aún a día de hoy me sigue tocando mucho a nivel emocional.

Si acabas dando biberón siempre te toca escuchar aquello de: te faltó apoyo, te faltó información, te faltó voluntad (puesto que todas las madres que quieren dar el pecho pueden dar el pecho), te faltó aguante (que poca resistencia... esperabas que fuera fácil?) y mil cosas más.

Y en mi caso, NO, no me faltó información, no me faltó apoyo, no me faltó voluntad y ganas, ni me faltó capacidad para aguantar el dolor. 

A raíz de haberme unido a la Red de Apoyo a Madres y Familias No Lactantes me he animado a contar mi experiencia, para que otras madres que se hayan sentido como yo y hayan tenido una experiencia similar, sepan que no están solas.

19 ago. 2017

Hablando de terrorismo a mis hijos

Como a estas alturas ya sabes, el pasado jueves hubo un atentado terrorista en las Ramblas de Barcelona, y a las pocas horas otro en Cambrils.

Son zonas hartamente conocidas por mí y mi familia. Mi suegra vive en Barcelona, mi marido tiene familia en Cambrils, y a parte tenemos amigos y conocidos en ambas zonas.

Son incontables las ocasiones en las que he paseado por las Ramblas, con mis padres de pequeña, con mis amigos, con mi marido, y por supuesto con mis hijos.

Cuando nos enteramos del atentado, en casa nos quedamos consternados. Y esta claro que los peques lo notaron, nuestras caras, comentarios... las noticias puestas en le tele de nuestro dormitorio... No son tontos, y en seguida supieron que algo pasaba.

Y ahí te surge la pregunta: ¿debemos hablarles de terrorismo?, ¿les explicamos lo que ha ocurrido?.

15 ago. 2017

Y a ti, te gusta lo que ves en tu foto de las vacaciones?

Desde hace unos pocos días estoy oficialmente de vacaciones! Y por fin, después de un año con unos horarios de trabajo durillos, puedo disfrutar de un tiempo en familia.

Tiempo que estamos dedicando a hacer pequeñas salidas y excursiones de un día, a salir con las bicis, los patines o simplemente a jugar con los playmobil.

Hoy ha tocado visita al zoo. Con nuestros pequeños super amantes de los animales, es un clásico que no puede faltar ningún verano.
Suricata de vacaciones?

7 ago. 2017

Yo no tengo pueblo


Toda mi vida llevo lidiando con un gran problema e inconveniente, sobretodo en estas fechas, y es que yo... yo no tengo pueblo.

Puede que ti te parezca una nimiedad... que no veas el enorme problema que esto supone... pero te aseguro que lo es.

Ya de pequeña empecé a lidiar con el tema. Cuando se acercaba el verano, mis compañeros contaban los días que les quedaban para marchar a su merecido reposo vacacional en el pueblo de sus padres y/o abuelos.