22 sept. 2017

Viernes de pesadilla?

Hacía mucho tiempo que no escribía desde el ferrocarril... mucho tiempo.

Hoy, aquí sentada, me cuesta respirar. Hoy se me acumulan las lágrimas tras mis verdes ojos, hoy mis manos tiemblan y siento un nudo en el estómago. Hoy... tengo ansiedad.

No me apetecía que hoy saliera una publicación de viernes de cuento... cuando mi mente vive un viernes de pesadilla.



¿Qué me pasa? Pues todo... y nada. Nada y todo. Así de estúpido y así de absurdo. Así de incomprensible para mi entorno a veces, e incluso para ti que me lees. E incluso para mi que lo vivo.

Quien haya tenido ansiedad... tal vez lo entienda. Pero este no es un post de "comprensión" y francamente... me da igual si me entiendes o no. Es un post de desahogo. Que me está ayudando a no hiperventilar en el ferrocarril, bajo la atónita mirada del normal pasaje.

Creo que sólo necesito respirar... coger aire y soltarlo. Y llorar. Pero a las nueve entraré a clase... con una sonrisa.... dispuesta a aprender y dar lo mejor de mí. Y esta tarde iré con la familia a un cumpleaños infantil... no uno cualquiera! Hoy, por fin, celebramos los cumples del verano, entre ellos el de mi hijo. Y allí estaré sonriente y sin tiempo de pensar demasiado. Dándolo todo.

Y la inercia me llevará... y con suerte hasta que no me siente de nuevo sola en el estúpido ferrocarril no volverá a faltarme el aire... como a un pez fuera del agua.

No es por estar en paro, ni porque mi marido también lo esté, no es por la situación política, no es por temas de salud, no es por un pequeño disgusto con un grupo de amigas (ya arreglado 😉), no es por todo lo que leo en redes, no es por la sensación de falta de tiempo, no es por como veo a mi madre últimamente (me preocupas... y mucho... y no te lo digo para que no te preocupe que yo me preocupe...), no es por ver pocho a mi marido, no son los mocos de los niños, ...

O... si es. Es todo... es nada.

18 comentarios:

  1. Jolines... qué asco los días así. Busca un hueco... aunque sea un rato en el baño para respirar y llorar. Que ya sabes que después de una buena llantina parece que el cuerpo se nos queda más relajao...
    Besitos y ánimo desde Mérida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces llorar un poco es lo que alivia y limpia el alma... por así decirlo. Muchas gracias Sandra. Un beso.

      Eliminar
  2. Uf. Hay dias asi guapa. Hay dias en los que aunque cojas aire parece que no entra, en los pulmones. Te entiendo muchisimo por que hay veces que aunque lo tengas todo no puedes con nada. Estamos al otro lado y no se si te llegara, pero te mando toda la fuerza del mundo para superar este día. Que parece negro. Que en tu mente no hay mas que problemas y hay veces que al día siguiente parece que esta superado pero... hay otras muchas que el nubarron sigue ahi. Te entiendo por que a veces nos quedamos sin fuerzas hasta que las volvemos a reuperar. Estamos aquí para leerte y darte la fuerza. UN BESAZO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Me llegan, por supuesto... siempre llegan. Es que hay días en que el aire parece negarse a entrar dentro de los pulmones... y es horrible. Pero todo pasa... siempre.
      Un beso y gracias por estar ahí.

      Eliminar
  3. a veces tenemos días así, y sé que hay mucha gente que lo dice y luego no cumple, pero si necesitas llamar para desahogarte, coge el teléfono y me llamas, que para eso lo tienes <3 yo tb tengo días así y sé lo mal que se pasa, lo bueno es que luego pasan y llegan días mejores. Un abrazo campeona, y ánimos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la oferta! Aunque la verdad, son días de esos en que tienes una bola en la garganta y ni hablar con la gente puedes! Pero gracias, por estar disponible.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
    2. mi oferta sigue en pie para cuando la bola desaparezca :P

      Eliminar
    3. Lo tendré en cuenta 😉

      Eliminar
  4. Ánimos guapa! Nada mejor que soltarlo para poder volver a empezar. Al final todo tiene solución.
    Espero que tus lágrimas se transformen en sonrisas muy pronto. Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los abrazos. Yo también lo espero. No me gusta nada sentirme así.
      Un beso!

      Eliminar
  5. Mañana será otro día . Lo sabes.
    Es triste tener que pasar días como éste quizás para poder valorar que eres una mujer fuerte capaz de sacar una sonrisa cuando estás fatal y seguir adelante, que con las dificultades tu marido y tú seguís luchando juntos para disfrutar de esos hijos, con mocos o sin ellos, y de esa madre que te preocupa entre otras cosas porque está ahí contigo, al igual que esas amigas con las que reñir forma parte de un juego, una situación política que te abruma pero que te hace sentir fuerte y viva,...
    Todos tenemos nuestros viernes negros, tristes, amargos, donde tocas fondo y te falta el aire para seguir, pero PASAN ...Y pasan con la alegría de despertar y ver un rayito de luz al día siguiente que te llena de esperanza y te da fuerzas para coger tus temores y dejarlos de lado hasta el inesperado próximo viernes negro.
    Esa es la vida.
    Date tregua. Respira y vive.
    Tú puedes. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras me dejan sin palabras. Eres una mujer tan fantástica, tan impresionante, tan llena de fuerza y cariño. Me guardo con cariño tus consejos y por supuesto los aplicaré.
      Algún día he de darte un abrazo fuerte, más allá de la pantalla.
      Gracias, por esto, por todo. Gracias, de corazón.

      Eliminar
    2. Gracias a tí por sacar lo mejor de las personas. Por transmitir esa firmeza y paz que te caracteriza.
      Queda pendiente ese abrazo.
      Besetes

      Eliminar
  6. Llora hasta que no puedas más. Llorar no es malo y a veces necesario. Descarga todo lo que llevas por dentro, solo así podrás volver a ser la de siempre. En estos momentos así no te quedes con la parte negativa, piensa en lo bonito de la vida, en los hijos maravillosos que tienes, verás que esto pasa pronto y que es una simple racha. Desde que entré en este mundo has estado ayudando sin conocerme y hoy te doy las gracias, las personas buenas solo se merecen cosas buenas y las tuyas están en camino. No sé si te puedo servir de mucho pero estoy aquí para cuando lo necesites. Es más, te dejo mi móvil en DM por si algún día necesitas charlar con alguien que no esté en tu entorno y que jamás te va a juzgar. Ánimo y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Llora hasta que no puedas más. Llorar no es malo y a veces necesario. Descarga todo lo que llevas por dentro, solo así podrás volver a ser la de siempre. En estos momentos así no te quedes con la parte negativa, piensa en lo bonito de la vida, en los hijos maravillosos que tienes, verás que esto pasa pronto y que es una simple racha. Desde que entré en este mundo has estado ayudando sin conocerme y hoy te doy las gracias, las personas buenas solo se merecen cosas buenas y las tuyas están en camino. No sé si te puedo servir de mucho pero estoy aquí para cuando lo necesites. Es más, te dejo mi móvil en DM por si algún día necesitas charlar con alguien que no esté en tu entorno y que jamás te va a juzgar. Ánimo y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Gracias por tus palabras y por tu bonito gesto.
      Las malas rachas pasan... y esta tambien pasará.Es cuestión de tiempo y de reorganizar sentimientos.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Lo siento guapa, siento que alguien como tu se sienta así de mal, con la vida, contigo misma. Pero como tú dices es una pesadilla, de la que sabes que en breve saldrás, despertarás y cogerás fuerzas de nuevo para decir aquí estoy yo. Pero mientras llorarás. Y qué? Es muy bueno llorar, a mí me alivia muchísimo, limpias. Lo dicho, muchos ánimos. Nadie dijo que la vida fuera fácil. Intenta aferrarte a los buenos momentos que en seguida vendrán. Muchos abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que es la idea... aferrarse a lo bueno para seguir adelante.
      A veces hay que retroceder para avanzar... o simplemente... pararse y llorar.
      Un abrazo

      Eliminar